1

Cómo pulir los muebles

meneame_share

pulir muebles Cómo pulir los muebles

Si no sabes cómo pulir ls muebles, pues entonces aquí tienes algunas instrucciones que de seguro te serán de mucha utilidad. Frotar y pulir muebles es un proceso que no es fácil pero sí muy eficaz. Sólo basta con seguir algunas sugerencias prácticas para lograr un buen trabajo de restauración de muebles.

El pulido de una pieza de mobiliario antiguo que había sido previamente tratada con pintura, debe estar precedido por la remoción y lijado la superficie a tratar. La primera sirve para eliminar las capas viejas de pintura a través del uso de disolventes o de máquinas que utilizan el calor para el mismo propósito.

Con el lijado a mano del mobiliario se prepara la unidad para recibir la nueva capa de pintura, para realizar un trabajo como corresponde y obtener resultados satisfactorios en la restauración de muebles.

Partimos, por lo tanto, de la descripción del procedimiento adecuado para llevar a cabo una eficaz extracción de una pieza de mobiliario. Usando un cepillo o un paño empapado bien distribuido el removedor de pintura sobre la superficie.

El tiempo de reacción del producto será corto y se encargará de disolver las diversas capas de pintura acumuladas en las operaciones anteriores. Se recomienda el uso de guantes y una máscara a prueba de agua, ya que el disolvente puede penetrar peligrosamente en las vías respiratorias.

Luego, quita el material eyectado con la lana de acero, sin presión, y continua hasta que la superficie esté libre de cualquier residuo. Después de ello, recién se comienza con el lijado del mobiliario. Toma un puñado de tiza de carpintero mezclada con un par de cucharas de pegamento. Mezcla con una espátula para obtener una mezcla homogénea y suave.

Añade el mordiente o un poco de polvo colorante de suelo para ajustar la pasta al color. Extiendaela mezcla sobre toda la superficie. Se crearán pequeñas burbujas en los orificios de la carcoma, pero no te preocupes. Frota suavemente el papel de lija sobre la madera y quita el polvo con un paño seco.

Pasa la goma laca con un pincel y deja que la primera capa se seque antes de limpiar con un paño. Toma para tapar la pintura un trapo sujetado y atado con hilo de lana para obtener un tampón que va a filtrar el líquido. Distribuye de forma equilibrada sin pasar dos veces por la misma zona.

Dejar reposar unos pocos minutos y tus muebles viejos se verán totalmente restaurados y con brillo.

 

Más información -Restauración de muebles antiguos

Fuente – pourfemme.it


meneame_share

Un comentario

  1.   daniel dijo

    y el pulido?…donde esta el pulido, para eso vine…

Escribe un comentario