Cactus kawaii decorativo con Fimo o arcilla polimérica – PASO A PASO

En este tutorial te enseño el paso a paso para crear un cactus kawaii decorativo modelando Fimo o arcilla polimérica. Es genial para decorar una estantería o un escritorio y darle el toque kawaii que está tan de moda.

Materiales

Para hacer tú mismo el cactus kawaii necesitarás los siguientes materiales:

  • Fimo o arcilla polimérica en los colores: rojo teja, marrón, verde, azul claro, blanco, rosa y amarillo.
  • Pintura acrílica en los colores: negro y blanco.
  • Palillo o punzón
  • Cuchillo
  • Cepillo

Paso a paso

Podemos dividir el cactus kawaii en dos partes, una es la maceta y la otra el propio cactus. Las haremos por separado y las uniremos al final.

Empezaremos por la maceta. Coge una bola de arcilla en rojo teja y ruédala hacia delante y hacia atrás con la mano un poco inclinada hacia un lado, así te quedará una forma de huevo. Ponlo de pie y aplástalo un poco para que quede la parte de arriba y la base planas.

Para hacer la tierra de la maceta, haz una bola marrón y aplástala bien, pégala sobre la base de la maceta que acabas de hacer, y con un cepillo le haces la textura de puntitos.

Sólo queda el borde de la maceta. Crea una línea larga del color rojo teja y aplástala. Pégala alrededor de la tierra que has hecho en el paso anterior.

Ahora dejamos de lado la maceta y seguimos por el cactus. Para hacer la estructura necesitas un trozo grande de color verde. Haz una bola y aplástala con la palma de la mano o con un objeto plano. Haz lo mismo con otros dos trozos más pequeños, que deberás pegar en el borde del círculo grande por la parte que va a ir arriba, como si fuesen dos moñitos.

Vamos a hacerle los detalles con la pintura acrílica. Píntale dos puntitos negros para los ojos. Pónselo bastante separados para que parezca más kawaii. Mientras esperas a que se seque el color negro, con otro palillo o punzón pinta grupos de tres puntitos blancos por todo el cactus, así simularemos los pinchos. Y una vez que tengas secos los ojos pinta en ellos dos puntitos blancos para simular el brillo.

Como decoración le vamos a hacer unas flores muy fáciles. Debes hacer cuatro bolitas del mismo color y tamaño, y aplástalas con el dedo. Júntalas entre sí formando la flor y pégale una bolita amarilla en el centro. Para terminar, cierra un poco los pétalos juntándolos hacia la bolita central.

Haz otra flor de color blanco y pégalas en la parte de arriba de uno de los “moñitos”.

Colócale un lazo en el otro lado. Para aprender a hacerlos te dejo dos formas fáciles que quedarán genial. Puedes verlas entrando AQUÍ. Pega el cactus a la maceta y tendrás listo tu cactus kawaii.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *