Cajitas de papel doblado

cajita

Con papel de empapelar del color que desee, haciendo los dobleces adecuados, podemos conseguir magníficas cajitas para guardar cosas. La tapa se consigue con un cuadrado unos milímetros más grande que la base, y recortando un trozo para que no tenga tanta altura.

Partimos de un papel de forma cuadrada. Hay que doblar cada esquina hasta tocar el centro (podéis encontrar dónde está el centro si previamente duplica el papel por la mitad dos veces). Seguidamente, haga los dobleces que se muestran, lo que nos servirá para dejar marcadas sobre el papel una serie de líneas. A continuación desplegamos el que hemos doblado, y seguimos las instrucciones del punto 4, siguiendo las líneas que han quedado marcadas.

Cajitas de papel doblado

Tenga cuidado de hacer los dobleces poco a poco y con mucha precisión para que la caja quede bien hecho. El “doblez central” es en forma de cresta, y el resto en forma de valle. Como ya debéis imaginar, dobladillo en cresta es el que mira arriba, mientras que el dobladillo en valle mira abajo.

Puedes hacer cajitas de diferentes tamaños a partir de papeles más grandes o más pequeños. Un papel de 21×21 cm nos da una caja de 7,5 x7, 5 cm.

MATERIAL: papel de empapelar paredes, tijeras

Fuente – manualidades

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *