Calabazas terroríficas con mandarinas

Calabazas terroríficas con mandarinas

Mañana ya por fín es Halloween y si sois de los que a última hora habéis pensado a hacer algo, hoy os doy una idea rápida y sencilla de hacer un elemento muy acorde con esta fiesta, unas típicas calabazas de Halloween pero esta vez con mandarinas.

Esta manualidad también es muy aconsejable para que los niños puedan comer así fruta puesto a la vez, que vamos haciendo la manualidad les incitaremos a que se coman la fruta para no tirarla. Como véis con todo tipo de materiales se pueden hacer muchas manualidades divertidas y sencillas para los niños.

Materiales

  • Mandarinas.
  • Cuchillo.
  • Puntilla.
  • Cuchara.
  • Velas (opcional).

Proceso

En primer lugar, le quitaremos la parte superior a las mandarinas para así poder vaciarlas por ahí y que luego se vea la luz de la vela.

Después, cortaremos con cuidado por los filos de su interior para sacar toda la pulpa con la ayuda de una cuchara. También hay que desprenderse en gran medida de los pellejos de la mandarina.

Una vez vacía, sólo queda hacer las diferentes caras con la ayuda de la puntilla. Le realizaremos los ojos, la nariz y la boca con un diseño terrorífico.

Por último, y si queréis, podéis colocar en el interior de la mandarina una vela plana o tipo vela de cumpleaños para así dar mucho más ambiente a la fiesta de Halloween.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *