Cómo hacer moldes personalizados con sellador de silicona

Ya sea porque no dispones de moldes o porque quieres lograr una forma original, aprender a fabricar tus propios moldes de silicona es una gran idea. Con ellos podrás hacer cuencos, macetas y un sinfín de objetos de decoración.

En un tutorial anterior, explicábamos cómo hacer cemento para manualidades y así poder crear objetos modernos y originales. Pero para darte la oportunidad de llevar a cabo una actividad aún más creativa y personalizada, hemos preparado este pequeño y simple tutorial para hacer tus propios moldes.

Materiales para hacer moldes personalizados

Los materiales que necesitas son:

  • Una caja de maicena (fécula de maíz).
  • Un cartucho de sellador de silicona (el color no importa).
  • Una pistola para el sellador, de modo que puedas extraerlo fácilmente.
  • Un par de guantes para proteger tus manos de cualquier sustancia.
  • Un recipiente y un palo de madera para mezclar (este recipiente no se podrá utilizar en el futuro para fines alimentarios).
  • Un soporte para sostener el objeto mientras se seca el molde.
  • El objeto que quieras copiar. En este caso es una piña, que aquí será nuestro objeto elegido.
NOTA: tanto la cantidad de maicena como de sellador, dependerán del tamaño del objeto que vayas a moldear.

Cómo hacer el molde de silicona

  1. Añade en el recipiente (recuerda que no debes utilizar uno que luego se use para cocinar) la maicena (la misma que se usa para hacer porcelana fría) y la silicona en partes iguales. El orden no es importante, lo esencial es la proporción (50/50). La cantidad final total depende de la superficie a moldear (para la piña hemos utilizado todo el cartucho).
  2. Mezcla con una varilla de madera y luego amasa con las manos hasta que la masa deje de estar pegajosa. Si es necesario, añade un poco de fécula de maíz para que sea menos viscosa y la puedas trabajar mejor.
  3. Aplana la masa, de manera similar a como si estuvieses haciendo pasta. Para ello te puedes ayudar, por ejemplo, de una botella.
  4. Ahora, envuelve el objeto a moldear. Procura cubrirlo completamente, sin agujeros ni superficies frágiles (el molde debe quedar hermético). Importante: presiona bien la masa sobre el objeto para que los detalles de este se integren en la silicona (en nuestro caso, nos interesa conservar los patrones de escamas hexagonales de la corteza de la piña).
  5. Una vez hayas terminado y estés seguro de que no ha quedado ningún tipo de abertura, coloca el objeto en algún lugar firme para que pueda secarse durante unas 24 horas. Normalmente un par de horas son suficientes para que la silicona seque, pero dependiendo del grosor, dejarlo secar durante todo un día te dará la seguridad de que quedará perfecto.
  6. Pasado ese tiempo, saca el objeto del molde, tirando suavemente de la silicona si es necesario.

¡Y eso es todo! El molde está listo para iniciar tu próxima actividad creativa, ya sea con cemento o con escayola. Saber hacer moldes te permitirá replicar prácticamente cualquier objeto, siendo especialmente útil a la hora de fabricar macetas personalizadas o cuencos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.