Cómo hacer pendientes de arcilla en tonos blancos y dorados paso a paso

En este tutorial te enseño a crear unos pendientes de arcilla que pueden quedar bastante elegantes y puedes utilizar para ti, para regalar o para vender como parte de tu artesanía. Ya verás que son fáciles y se hacen bastante rápido. Además son económicos. Así que quédate, porque a continuación te digo los materiales que necesitas y el paso a paso para hacerlos tú mismo.

Materiales

Para hacer los pendientes de arcilla necesitarás los siguientes materiales:

  • Arcilla: ya sea de secado al aire o de horneado.
  • Pintura dorada
  • Punzón
  • Anillas
  • Enganche de pendiente
  • Cuchillo o cúter
  • Pincel
  • Cinta adhesiva

Paso a paso

Para empezar a hacer los pendientes debes coger la arcilla y amasarla bien para que se ablande. Haz una bola rodando la palma de la mano la arcilla hasta que quede sin arrugas. Debes aplastarla. Esto lo puedes hacer con la mano o con un objeto plano. A mí personalmente me gusta más hacerlo con un objeto plano porque el círculo queda más liso.

Una vez tengas la bola aplastada córtala por la mitad con un cuchillo. El corte debería quedar en diagonal en vez de en horizontal para hacer el pendiente más original, pero todo esto es cuestión de gustos.

Antes de que seque la arcilla vamos a hacerle los agujeros al pendiente, tanto para unir las dos partes como para unirlo al enganche del mismo. Con un punzón perfora la mitad de abajo del círculo por la parte recta. Ahí debes hacer dos agujeros. Justo encima, en la parte inferior del semicírculo de arriba, debes hacer los mismos agujeros a la misma altura, ya que van a ir enganchadas las dos partes por ellos.

El otro agujero que debes hacer es para introducir el enganche del pendiente, así que hazlo en la parte superior del semicírculo de arriba.

Ahora sí que lo puedes dejar secar. Aproximadamente tarda entre 12 y 24 horas en endurecer por completo, ya que es una capa muy fina de arcilla.

Cuando esté seco pega un trozo de cinta adhesiva en una parte del pendiente. Vamos a pintar la zona que no está tapada con pintura dorada metalizada.

Deja secar la pintura y ya puedes montar el pendiente. Introduce las anillas en los agujeros de una de las mitades, también en el agujero superior. Une las dos partes de arcilla mediante las dos anillas del centro, y añade el enganche en la anilla de arriba.

Y ya tendrás terminados tus pendientes de arcilla. Tienes miles de posibilidades, ya que puedes hacerlos de distintas formas, tamaños y colores. Así que esto es una idea para que tú mismo empieces a diseñar tus propios pendientes.


Categorías

Manualidades

Irene Gil

Redactora, editora y artesana del blog y canal de YouTube "El Taller de Ire", creando contenido sobre DIY, manualidades y artesanía. Especialidad... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *