Cómo hacer un ambientador con forma de corazón.

En el tic de hoy te muestro cómo hacer un ambientador con forma de corazón, un detalle práctico y decorativo que vendrá genial para el día de San Valentín para decorar la casa y ambientarla con ese perfume que más te gusta.

Materiales:

Para realizar este ambientador vamos a necesitar:

  • Folio.
  • Tela.
  • Tijeras.
  • Lápiz.
  • Alfileres.
  • Aguja e hilo.
  • Máquina de coser (Opcional, se puede coser a mano).
  • Cordón.
  • Botón.
  • Guata.

Proceso:

  • Prepara una plantilla para el corazón. Dobla un folio por la mitad y marca la mitad del corazón, así te saldrá el corazón simétrico. Corta con las tijeras por el contorno.
  • Corta un cuadrado de tela y forma un triángulo, sujeta con alfileres. (La medida del triángulo ha de ser lo suficiente grande para que quepa tu corazón, puedes hacer éste del tamaño que quieras).

  • Coloca a continuación la plantilla sobre el triángulo de tela y asegura con un alfiler.
  • Pasa el lápiz por el contorno y corta después dejando un centímetro por todo el perímetro.
  • Cose con la máquina un pespunte justo por donde habías marcado con el lápiz. Deja siempre unos centímetros sin coser y remata al principio y al final.

  • Haz unos pequeños cortes en el pico donde se juntan las dos curvas de manera perpendicular, para que al después no tire esa zona.
  • Da la vuelta a la tela, introduciendo poco a poco por el orificio que habías dejado sin pespunte, hasta que esté completamente, puedes ayudarte de las tijeras para sacar el pico del corazón y que quede perfecto.

  • Una vez esté completamente del derecho, puedes planchar para marcar la costura, e ir introduciendo la guata por el orificio que habías dejado.
  • Pasa una costura oculta para cerrar el hueco y aprovecha para coser el botón en el centro del corazón a modo decorativo.

  • Corta un trozo de cordón, hazlo a la medida que prefieras y según el tamaño de tu corazón.
  • Cose con unas puntadas para sujetarlo al corazón a modo de asa para colgar.

Ya tienes tu ambientador. Pon el perfume que te guste y haz tantos como prefieras, puedes colocarlos en una puerta, en una estantería, en la silla. Geniales para decorar y regalar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *