Cómo hacer un llavero de koala con Fimo – PASO A PASO

En este tutorial te enseño a modelar un simpático koala con arcilla polimérica o Fimo. Como verás, tiene un llavero para poder adornar tus llaves y llevarlo a todas partes, pero si quieres simplemente lo puedes hacer como figura decorativa, o incluso lo puedes utilizar para decorar lápices y bolígrafos, o para un marco de fotos. Sea como sea, quédate para ver el paso a paso y que lo puedas hacer tú mismo.

Materiales

Para hacer el koala necesitarás arcilla polimérica, Fimo o cualquier tipo de arcilla. Puedes pintarlo o utilizar la pasta de modelar de colores. Si es así necesitarás los siguientes tonos:

  • Gris claro
  • Gris oscuro
  • Negro
  • Blanco

Te vendrá bien tener un cuchillo para marcar la arcilla.

Paso a paso

Vamos a empezar por la cabeza y cuerpo del koala, ya que son la forma central. Simplemente crea una bola con el color gris claro y presiona un poco con la palma de la mano sobre la mesa, así aplanarás un poco la base y se mantendrá de pie.

Para hacer las orejas debes hacer dos bolas pequeñas del mismo color gris claro. Aplástalas con el dedo. Crea otras dos bolas aplastadas bastante más pequeñas y de color gris oscuro, y pégalas sobre las orejas. Con un cuchillo marca unas hendiduras en el borde de la oreja por la parte de arriba. Ya puedes pegarlas en la cabeza del koala.

La barriga es solamente una bola blanca aplastada. Pégala en la parte delantera del koala, un poco hacia abajo.

Los pies son parecidos a las orejas. De nuevo haces dos bolas pequeñas de color gris claro y las aplastas. Con el cuchillo le haces las mismas marcas en el borde del círculo. Esta vez, para los pies, pega el círculo gris oscuro en el centro y tres círculos más pequeños en los dedos.

Los brazos son dos gotas de color gris claro. Para hacer la gota coge una bola y ruédala con el dedo por un lado, verás cómo se afila sólo esa parte y la otra quedará redonda.

Los ojos son lo más fácil. Son dos pequeñas bolitas negras. Si quieres puedes simular el brillo con dos bolas más diminutas de color blanco en cada ojo. Aunque si te es más sencillo también puedes pintarle estos puntitos con pintura acrílica y la ayuda de un palillo o un punzón.

La nariz es una gota negra. Igual que has hecho los brazos, haces la nariz. Pégala de tal forma que el pico de la gota quede hacia arriba.

Y tendrás terminado tu koala. Si quieres hacerlo de llavero, pínchale el enganche y espera a que seque. Te recomiendo que en ese caso lo barnices por si se moja.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *