Cómo rehabilitar un dormitorio antiguo

¡Hola a todos! En la manualidad de hoy vamos a ver cómo podemos rehabilitar un dormitorio antiguo para darle un aire más actual y poder seguir usándolo.

¿Queréis ver cómo podéis hacerlo?

Manteriales que vamos a necesitar

  • Lija fina para madera.
  • Pintura del color que elijamos, en este caso he escogido blanca. Hay muchos tipos de pintura para madera y cada una dará un acabado diferente. En este caso como queremos un efecto madera en donde se quede la sensación de las vetas al pasar la mano, hemos escogido un esmalte no demasiado brillante.
  • Pinceles, preferiblemente de cerdas no muy finas ya que nos ayudaremos de ellas para hacer las vetas de la madera.
  • Disolvente, acorde a la pintura que hayamos escogido.
  • Cola blanca, clavos o tornillo, por si hace falta asegurar o anclar alguna pieza.
  • Tiradores nuevos para las mesitas. También podéis empapelar el frente de los cajones de las mesitas para darle otro toque.

Manos a la manualidad

  1. El primer paso es ver si es necesario desmontar alguna parte de alguna pieza, como tiradores, puertas (si es necesario cambiar las visagras) quitar algún adorno si no nos gusta, etc..

  1. Después, encolamos o atornillamos si hay alguna parte suelta. Este paso podéis pedirselo a un carpintero si lo preferís.
  2. Lijamos bien todas las piezas para levantar el barniz que puedan llevar y que coja bien la pintura después.

  1. Comenzamos a pintar. Es importante visualizar qué dirección queremos que tengan las vetas de la madera ya que deberemos pintar siempre en esa dirección. Los brochazos deben ser pasadas que vayan de un extremo al otro, sin levantar el pincel en medio de una pieza ya que ello dejaría la marca de levantar el pincel y estropearía el acabado a madera. Para rectificar alguna parte podemos diluir un poco de pintura con el disolvente y pasar la brocha repetidas veces por el mismo sitio para eliminar lo que no nos guste. Iremos alejándonos y acercándonos de la pieza en repetidas ocasiones para comprobar como queda el resultado general y si debemos poner más pintura en alguna parte.

  1. Ponemos unos tiradores nuevos. Es posible que tengamos que hacer el agujero más ancho, en ese caso podemos servirnos de un taladro con una broca para madera y ampliarlo.

¡Y listo! ya podemos disfrutar de un dormitorio renovado.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.