Decoración de piedras con pintura

La pintura es una de las actividades que más les gusta a los niños, ya que los colores le llaman la atención y su imaginación y creatividad se convierten en sus mejores armas para poder realizar un sinfín de creaciones propias con sus manos.

Por ello, hoy os damos alguna idea de cómo poder pintar piedras de manera divertida para poder pasar una fantástica tarde con los niños. Estas caras divertidas y monstruosas están super chulas para hacerlas una tarde con ellos.

Materiales

  • Piedras pequeñas y lisas.
  • Ojos adhesivos.
  • Pintura acrílica o temperas.
  • Rotulador permanente fino.

Proceso

  1. Pintamos las piedras de un color base que escojamos.
  2. Le pegamos los ojos.
  3. Realizamos los detalles con el rotulador permanente fino (cejas, dientes, boca,etc.)
  4. Pintamos los dientes de color blanco.

Sé el primero en comentar