Cómo hacer un bolígrafo con forma de helado kawaii

En este tutorial te enseño a crear un bolígrafo con forma de helado kawaii. Es perfecto ahora que llega el verano para hacer con los niños en un taller, en casa los días de lluvia y aquellos momentos en los que no sabes qué actividad hacer con unas vacaciones tan largas y tanto tiempo libre. Con este bolígrafo seguro que hasta les entran ganas de practicar un poco lo aprendido durante el curso.

Materiales

Para hacer el bolígrafo con forma de helado kawaii necesitarás los siguientes materiales:

  • Un bolígrafo
  • Arcilla polimérica
  • Un cuchillo

Paso a paso

Para empezar hay que cubrir el bolígrafo con la arcilla polimérica de color marrón muy clarito para crear una especie de cucurucho de helado. Introduce el bolígrafo desde la parte de atrás hasta la punta y ruédalo con la palma de la mano hacia delante y hacia atrás, así se alisará y quedará pegado al plástico del bolígrafo.

Asegúrate de no tapar la punta del bolígrafo. Es mejor que utilices uno recargable para que cuando se termine la tinta puedas ponerle otra y seguir utilizando tu bolígrafo helado.

Con el cuchillo márcale las líneas del barquillo. Presiona y suelta, sin arrastrar la herramienta para no deformar la arcilla. También puedes utilizar texturizadores de arcilla, que te ahorran mucho trabajo y quedan muy realistas.

Para hacer la parte superior del cucurucho debes crear una línea del mismo color, aplastarla y cerrarla alrededor de la parte superior del bolígrafo. Eso es lo que sujetará la bola de helado.

La bola de helado es lo más sencillo, simplemente rueda un trozo de arcilla y pégalo en parte superior.

Para la parte rosa que va encima de la bola de helado debes crear una bola con la arcilla, aplastarla y estirar con los dedos en forma de pinza el borde, creando así las gotas de helado que se van derritiendo. Pégalo sobre la bola anterior.

Como es un helado kawaii vamos a hacerle la cara. Los ojos serán dos bolas y la boca una pequeña línea, hazlo todo en color negro. Dobla un poco la línea de la boca y la pegas con una sonrisa, y los ojos a los lados de ella. Para simular el brillo de estos hazle dos bolitas blancas en cada uno de ellos. Este detalle es importante, fíjate en la imagen cómo cambia la mirada.

Añade una guinda a un lado de la parte superior creando una bolita de color rojo.

Al otro lado vamos a hacerle un barquillo, así que alarga una bola hasta crear una línea, y enróscala sobre sí misma para crear una espiral. Sólo tienes que pegarla en la cabeza del helado.

Para terminar, crea birutitas blancas que adornarán la parte rosa.

Y éste es el resultado.



Redactora, editora y artesana del blog y canal de YouTube "El Taller de Ire", creando contenido sobre DIY, manualidades y artesanía. Especialidad en mosaicos, creando productos artesanales con esta técnica para tiendas de decoración, y en arcilla polimérica y masa flexible, formándose y trabajando durante más de 2 años para Jumping Clay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.