Reciclando unas manoletinas de niña

Hola a todos.

Con la  llegada de la primavera y el buen tiempo, empezamos a cambiar armarios y sin duda si sois mamás de niñas os saldrán más de unas manoletinas con la punta pelada. ¿A que si? Pues como en casa tengo una pequeña al igual que a vosotras han salido a relucir las manoletinas con la punta rascada, y antes de tirarlas he decidido ponerme manos a la obra a ver que podía hacer para alargarle más la vida útil.

Así que hoy quiero enseñaros como he hecho para reciclar unas manoletinas de mi niña que se le habían estropeado en la punta pero que por lo demás estaban muy bien.

Un paso a paso muy sencillo con cuatro ideas diferentes para reciclar las manoletinas de vuestras peques.

Materiales que he utilizado para reciclar las manoletinas

  • Las manoletinas que queramos reciclar.
  • Pegamento fuerte transparente.
  • Hilo y agujas.
  • Lentejuelas, botones, estrellitas, etc.
  • Cintas.
  • Cutter y tijeras.
  • Aguja e hilo de bordar.
  • Pintura textil y pinceles.

Procedimiento

Pues como veis en la lista de los materiales hay cuatro pares diferentes de manoletinas que he reciclado. En primer lugar os mostraré como reciclé unas manoletinas plateadas. En primer lugar lo que hice fue limpiarlas bien y pasarles un cepillo para quitar polvo u otros residuos que pudieran tener las manoletinas. Para éstas elegí unas lentejuelas plateadas de varios tamaños y fui pegándolas en tres hileras hasta cubrir la parte que estaba estropeada. Luego las dejé secar bien y para reforzar aun más las lentejuelas le di una capa de barniz incoloro suave para fijarlas más aun a la punta de la manoletina.

Para el segundo par utilicé unos strass de color rojo que hacen juego con el color de las manoletinas, también seguí el mismo procedimiento, fui pegando hileras hasta tapar completamente la zona que estaba estropeada y lo dejé secar aplicándole luego la capa de barniz para fijar y para acabarlas le pegué un strass en la tira que sube hacia el empeine.

Para el tercer par lo que hice fue utilizar pintura textil de color negro para pintar la parte que estaba desgastada ya que no era mucho y pude taparlo perfectamente con pintura. Para adornar estas manoletinas utilicé un botón de madera en forma de mariposa y cosí unas florecitas en el lateral.

Y para el último par y personalmente el que más me ha gustado lo que hice fue hacer una cara de ratón en la punta de la manoletina. Lo hice de la siguiente manera, para empezar le quité a la manoletina la pulsera con unas tijeras bien afiladas puedes cortarla sin problema. Lo siguiente fue coser con hilo de bordar y aguja grande los ojos del ratón. Podemos marcar con un rotulador dónde queremos poner cada ojo para que queden iguales las dos manoletinas. Fui dando puntadas hasta que tuve el volumen que quería y con la misma hebra de hilo me pasé al otro ojo y seguí el mismo procedimiento, una vez tuve el volumen deseado corte el hilo por la parte de dentro dejando lo menos posible suelto dentro para evitar molestias a la nena.

Lo siguiente es recortar la nariz y las orejas en la tela que queremos utilizar. En mi caso usé un trocito de polipiel de color beige. Corté dos pares de orejas y un par de narices. La nariz la pegué con pegamento transparente extra fuerte comencé por el borde de la suela de la manoletina y la alisé con el dedo para que se adhiriera bien.

Cuando estuvo pegada la nariz lo siguiente que hice fue colocar las orejas, para ello hice un pequeño corte con el cutter en el sitio en el que iba a poner las orejas, luego metí la oreja con cuidado y le di varias puntadas con hilo blanco que es el color de la manoletina para que no resaltara mucho y quedasen bien sujetas.

Para seguir con la transformación de estas manoletinas  le agregué unos bigotes al ratón, con un hilo de bordar de color marrón. Lo que hice fue con una aguja grande dar dos puntadas una a cada lado de la nariz y pasar dos hebras de hilo. Luego hice un nudo a cada lado y me quedaron cuatro trozos de hilo a modo de bigotes.

Y por último para acabar de decorar las manoletinas convertí al ratón en ratona, poniéndole un lacito en una oreja. Lo hice con cinta de organza estampada y la cosí con varias puntadas en la oreja que más me gustaba.

El resultado final de estas simpáticas manoletinas ratonas es el que veis en la foto.

Espero que os haya gustado y servido este tutorial y que podaís inspiraros con mis ideas para reciclar vuestras manoletinas y alargar su vida útil.

¡Dejadme vuestros comentarios!


Categorías

Reciclaje

Cecilia Diaz

Soy una persona dínamica, activa y polifacética. Me gusta escribir y aportar mis creaciones al Blog, por que así, las comparto con quienes... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.