Móvil de pajitas para decorar la casa junto a los niños

Fue fin de semana, y la familia vino a casa a comer. Con ellos, mis sobrinos, que empezaron a juguetear con el montón de pajitas de colores que quedaban en la bolsa. ¿Queréis que hagamos figuras bonitas y las dejamos colgando del techo? Y con ese entusiasmo al decir “¡vale!”, minutos más tarde, nos pusimos manos a la obra.

¡Así lo hicimos!

Materiales

  • Pajitas de colores
  • 3 ramas
  • Hilo
  • Tijeras

Proceso

  1. Cortamos la pajita justo por dónde termina el tubo flexible. Luego dividimos en dos, la parte más larga y rígida.
  2. Repetimos la operación con 6 pajitas, hasta obtener 12 mitades iguales.
  3. Luego empezamos colocando 3 trozos por el hilo, y los unimos pasando de nuevo el hilo por el principio para tenerlo bien sujeto

  1. Continuamos haciendo la segunda mitad del triangulo, y luego finalizamos tras realizar la primera figura.
  2. Ahora debemos unirlo todo. Usad como referencia la línea de 4 pajitas, será más sencillo. Terminad pasando el hilo por una de las puntas, sobretodo. Luego os va a servir para colgar la figura.

  1. Tras hacer 4 figuras (octaedros) iguales, recortad 8 pajitas del mismo tamaño que antes y, 4 de más largas. No es necesaria una medida exacta, tan sólo aproximada.
  2. Unirlas igual que antes, pero esta vez dejando las cortas en un lado, y las largas en otro para que nos coincidan.

  1. Finalmente, unid las 3 ramas del principio con el mismo hilo que hemos usado, para que no desentone. Luego, colocad las 4 pequeñas en cada punta, y la más grande en el centro, y con más holgura.

Y este es el resultado! Un móvil de colores que dará alegría allí dónde lo pongáis! No es necesario ni taladrar el techo o clavarle algo en él, aunque yo lo haya hecho. Al ser muy ligera, puede incluso engancharse con cinta adhesiva.

Si a los peques les ha gustado, quieren repetir y te has quedado sin pajitas, no pasa nada! Aquí puedes ver cómo realizar un móvil de papel para los niños!


Sé el primero en comentar