Nacimiento de Belén hecho con diferentes materiales

Belén viviente

El belén viviente es una de las decoraciones muy típicas y tradicionales que se dan en la religión católica. Cada hogar coloca en un pequeño rincón piezas que guardan con gran cariño de generación en generación, para hacer que la casa y las personas se ambienten con el espíritu navideño.

Sin embargo, ahora con la crisis que está habiendo en todo el mundo, a penas se pueden comprar pequeñas figuritas como estas para ir completando o modernizando el belén. Por lo que hoy, os damos algunas ideas de cómo realizar esta tradición con materiales simples.

El belén viviente de la imagen principal está hecho con plastilina. Éste material es muy fácil y barato de conseguir, además, es ideal para los más pequeños, ya que se puede moldear muy fácilmente. Podéis realizar todo el nacimiento, con sus diferentes personajes, sólo tenéis que tener algo de maña e imaginación.

Belén viviente

Además de la plastilina, la goma eva también resulta un material muy cómodo para moldearlo, y que últimamente les encanta a los niños. Podéis elegir entre nuestro querido Papá Noël, o nuestro tradicional nacimiento, con María, José y el pequeño niño Jesús.

Belén viviente

Si estos materiales os parecen algo caros y muy laboriosos, podéis optar por los sencillos rollos de papel higiénico. Éstos serán los cuerpos de los personajes, así que sólo tendréis que pintarlos y decorarlos con retales de tela y lana para el pelo y las barbas.

Belén viviente

Más información – Decoración navideña con tapones de corcho de vino 2

Fuente – Manualidades facilisimo

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *