Pompas de Jabón, la mezcla perfecta

¡Hola de nuevo! Esta vez os traigo un tutorial muy fácil de hacer y muy práctico para estas fechas que comienza a hacer calorcito y podemos por fin pasar más rato en el parque con los peques.

A los niños les encanta hacer pompas de jabón, y hoy en día los pomperos se consiguen en cualquier sitio, seguramente en el kiosco que hay a la vuelta del parque que solemos ir habrá. ¿Os ha pasado alguna vez que queréis rellenar el tubo de nuevo y no os salen las pompas de jabón?. Pues bien, hoy os diré el secreto para hacer la mezcla perfecta y que os salgan vuestras deseadas pompas de jabón.

Hoy os enseñaré como hacer las mejores pompas de jabón para poder utilizar nuestro pompero decorado que haremos en mi próximo tutorial, con materiales fáciles de conseguir podemos pasar muchas horas de diversión haciendo pompas de jabón en cualquier sitio.

Materiales

  • Agua o agua destilada
  • Jabón: puede ser de cualquier tipo, lavavajillas, jabón de manos, de ropa, etc..
  • Glicerina: esto último es opcional, simplemente si añadimos glicerina líquida a la mezcla las pompas saldrán más grandes.
  • Un recipiente grande con tapa para guardar la mezcla.

Procedimiento para hacer la mezcla para hacer pompas de jabón

Podemos hacer la mezcla en una garrafa de agua de las grandes, así tendremos bastante para jugar en diferentes ocasiones, la mezcla se puede conservar perfectamente durante varios meses sin que se altere.

Una vez tenemos los materiales a mano, simplemente tenemos que mezclarlos siguiendo estas proporciones: dos medidas de agua, una medida de jabón y media medida de glicerina. Es decir, por dos litros de agua usaremos un litro de jabón y medio litro de glicerina. Y listo, ya tenemos la mezcla preparada para hacer pompas de jabón por donde queramos.

Podemos utilizar la mezcla para verterla en botes pequeños y llevarlos al parque, a la caseta o a la excursión que hagamos. También podemos verter un poco de mezcla en un recipiente grande y utilizar diferentes objetos para hacer nuestras pompas de jabón, como por ejemplo pajitas, para hacer pompas de jabón múltiples,  botellas cortadas, o nuestras propias manos.

Otra idea muy divertida y entretenida para los niños es dibujar con pompas de jabón. Para ello solo tenemos que poner mezcla para hacer pompas de jabón en pequeños botes y colorearlo con colorantes artificiales o pinturas líquidas y cuando ya este teñida la mezcla utilizarla para hacer pompas que choquen en nuestras hojas, lienzos o pared, y así al explotar las pompas dejaran su “huella” estampada de diferentes colores.

Y por último y lo más divertido es crear nuestro propio pompero decorado, para poder llevarlo a todos los sitios y hacer pompas presumiendo de nuestro pompero decorado.

Espero que os haya gustado y servido este tutorial y que lo pongáis en practica con vuestros peques.

¡Dejadme vuestros comentarios!

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *