Posavasos con tapones de corcho de vino acostados

Esta manualidad es mucho mas sencilla de la que explicaba hace unos días. La diferencia: que no tienes que recortar los tapones de corcho de vino para que queden en forma de monedas. Los tapones se pegan entre si totalmente enteros, cruzados entre si. Con 8 tapones tienes más que suficiente para hacer un posavasos, pero si quieres añadir más para hacerlo más grande, por supuesto se puede.

Como toque final, se envuelve el cuadro hecho con una cinta de color. El color puede ser como tú quieras y como más te guste, al igual que el grosor.

Es un detalle ideal para regalar, o para servir bebidas a tus invitados y sorprenderles, al igual que deshacerse los tapones de corcho de vino guardados en cualquier lugar.

Fuente – Manualidades

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *