Tarro de cristal decorado con washi tape

Tarro de cristal decorado con washi tape

La técnica de decoración con washi tape es una de las revelaciones de estos últimos tiempos. Con tan sólo unas cintas adhesivas con diseños y motivos llamativos podemos darle un segundo uso a cualquier utensilio que queramos puesto que son geniales.

Por ello, hoy os mostramos esta técnica utilizada sobre un tarro de cristal vacío para luego usarlo como almacén de las bolsitas de té. Una manera distinta, a la vez que preciosa, de sacarle partido a estos tarros para utilizarlos de nuevo para otro fin.

Materiales

  • Tarro de cristal.
  • Cintas de washi tape.
  • Bolsitas de té.

Proceso

En primer lugar, lavaremos muy bien el tarro de cristal para quitarle olores, además, si contienen pegatinas de productos también las eliminaremos con agua y jabón o con alcohol. Debe quedar totalmente limpio de suciedad y de pegamento.

Después, comenzaremos a decorar la tapadera del tarro. Pondremos un trozo de cinta de washi tape del primer color justo en el centro y la pegaremos. Luego, vamos colocando trozos de esta misma arriba y abajo hasta completar la tapadera.

Seguidamente, con el otro modelo de washi tape vamos pegándolo con mucho cuidado en el borde de la tapadera para cubrir así las imperfecciones del otro washi tape.

A continuación rellenaremos el tarro con las bolsitas de té y en el medio pegaremos una tira de washi tape de un color redondeando sus puntas, pero sin sobreponer una con la otra.

Por último, pegaremos el otro modelo de cinta de color junto a la otra, en la otra dirección, bordeándo también sus extremos para darles así un toque más sofisticado.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *