Un cuadro muy particular

Muchas veces, al momento de hacer un obsequio original, no sabemos qué comprar o qué regalar. Sin embargo, existe una opción, para regalar un objeto personalizado y hecho con nuestras propias manos. Se trata ni más ni menos, que de un cuadro artesanal.

El mismo está pensado para agasajar a una persona en particular, pero cada artesano o artesana puede llevar la idea al punto de su preferencia. Por ejemplo, un grupo de personas, la mascota familiar, etc.

Para realizar este cuadro, se necesitará una base de madera de 50 centímetros por 30 centímetros. La misma será pintada con una mano de pintura blanca. Luego de que esta se seque, se aplicará un fondo del color deseado.

Y es en este momento donde comienza la verdadera diversión. En el centro de la madera (o en el sitio que cada creativo prefiera), se colocará una foto de la persona a agasajar y en torno a la misma, imágenes de actividades de su interés, o de su importancia.

Muchas personas optan por colocar el nombre del agasajado, especialmente si se trata de un bebé en camino, y la decoración se ubica en torno a la ecografía del mismo.

Como pueden imaginar, las posibilidades de decoración son tantas, como personas existan en el mundo, ya que se trata de una decoración personalizada, basada en los gustos y hobbies de cada uno.

Mas información – Cuadros decorativos

Fuente- Las manualidades

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *