Muñeco de nieve

Muñeco de nieve con platos

En los lugares donde hay nieve es frecuente realizar muñecos de nieve enormes para conmemorar la Navidad. Por ello, para los que vivimos fuera de estos lugares nevados, hoy os presentamos una manualidad muy divertida en la que plasmar estos muñecos de nieve con materilaes reciclados.

Estos muñecos pueden ser una actividad muy entretenido para los niños, siempre y cuando estén bajo nuestra atenta mirada. Sin duda alguna resula un acogedor adorno navideño para el hogar donde fomentamos el reciclaje en los pequeños.

Materiales

  • Platos de plástico.
  • Cañitas de zumo o batido.
  • Pintura negra.
  • Pincel.
  • Cartulina negra y naranja.
  • Tijeras.
  • Lápiz.
  • Pegamento de barra.
  • Aguja e hilo.
  • Pañuelo viejo.

Proceso

En primer lugar, haremos unos pompones de lana pequeños para que nos sirvan de orejeras. Estos los podéis seguir en el enlace para poder ver la manualidad.

Después, pintaremos un par de cañitas de batido de los niños en color negro para que estos sean los brazos de nuestro muñeco de nieve.

Luego, coseremos dos platos de plástico hacia la mitad para que estos formen el cuerpo redondo y divertido de este muñeco.

A continuación, también coseremos a estos los pompones en la parte superior y le pegaremos con cola una tira de lana para formar así las orejeras.

Seguidamente, coseremos las cañitas en la parte media del segundo plato para que sean las manos de nuestro muñeco de nieve.

Por último, realizaremos en la cartulina negra los ojos, la boca y los botones y los pegaremos sobre los platos. Además, en la cartulina naranja le haremos la típica nariz y también la pegaremos sobre los platos. Para darle un toque mucho más invernal le colocaremos un pañuelo llamativo.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *